Historia de Avia

Avia fue fundada en 1919 y en 1928 entró a formar parte de Skoda, convirtiéndose en los años 30 en el mayor fabricante aeronáutico de Checoslovaquia. Durante la segunda guerra mundial produjo aviones para la Luftwaffe Alemana, participando en 1944 en la fabricación del primer avión de combate a reacción del mundo con el S-92, la versión checa del Me 262 Alemán.


Tras la guerra la compañía fue nacionalizada y empezó a participar en la industria de la automoción.

Continuó fabricando aviones hasta 1963, para después dedicarse a fabricar solamente propulsores y centrarse en la fabricación de camiones.

Sus andaduras en el mundo de la automoción comenzaron con el modelo 706 R en 1946. Sin embargo su gran éxito fue el V3S, un camión todo terreno de 3 toneladas que gracias a su dureza y versatilidad fue producido durante casi 30 años y utilizado tanto en usos civiles como militares, puesto que era capaz de ofrecer un alto rendimiento incluso en condiciones extremas.

Se fabricó hasta 1988.


En 1965, surgio la necesidad de fabricar un nuevo tipo de camión y se adoptó la posibilidad de fabricar bajo licencia camiones de Renault-Saviem.

Se empezaron a producir camiones Saviem SG2/SG3 bajo la denominación de Avia A15, A20 y A30. Para llevar a cabo este proyecto se construyeron nuevas instalaciones y se adquirió equipamiento más moderno para las líneas de montaje.

Con estos modelos se consiguieron producciones anuales de hasta 19000 vehículos.

En el año 1995, como parte de su programa de inversión global, Daewoo compró el 50,2% de las acciones de Avia. A consecuencia de las inversiones realizadas, se mejoró la línea A de Avia, creando los modelos A60,A75 y A80.